Equípate para realizar fotografías nocturnas

Equípate para realizar fotografías nocturnas

Uno de los tipos de fotografía que más llama la atención a la gente, por lo espectacular que pueden ser sus resultados, y por acercar al ojo humano algo que normalmente no puede ver, es la fotografía nocturna.

Son unas cuantas las cosas que tenemos que tener en cuenta a la hora de querer hacer fotografías nocturnas, y aquí haremos un pequeño repaso a algunas de ellas, tanto a nivel de equipamiento como de consejos en general, basados en la propia experiencia.

Empezando por el apartado de equipamiento, lo más básico de todo va a ser una cámara réflex. Si, parece obvio, pero es que además la cámara deberá tener tiempos de exposición largos (y, a ser posible, controlables) para poder jugar con las diferentes exposiciones posibles. Lo ideal es una réflex, dado que todas ellas pueden hacer fotos de hasta 30” de manera predefinida, o de incluso varias decenas de minutos (de hecho, la fotografía de cabecera, fruto de un experimento, duró más de 29 minutos).

Como vamos a hacer exposiciones muy largas, debemos evitar por todos nuestros medios que la cámara vibre o se mueva, por lo que necesitaremos un buen trípode que sea muy sólido. Además, como truco, cuanto más abajo pongamos la cámara más ayudaremos a conseguir esa solidez, puesto que al tener las patas del trípode menor longitud se verán menos afectadas por las vibraciones. También puede ser interesante optar por un trípode que cuente con anilla en la parte inferior de la barra central, pues nos permitirá colocar pesos (como la mochila, por ejemplo) y hacerlo más sólido.

Otro indispensable en la fotografía nocturna es el disparador remoto. Dependiendo de lo que queramos hacer (y de la cámara que usemos) nos veremos obligados a utilizar un tipo de disparador remoto u otro, ya sea de inalámbrico, de cable, o con intervalómetro incorporado. Depende de lo que vayamos a hacer, cada uno de ellos se ajustará mejor o peor a nuestras necesidades.

A parte de estos accesorios, al plantearnos hacer fotografías nocturnas deberemos echar un vistazo al ciclo en el que se encuentre la luna, puesto que si tenemos luna llena vamos a poder captar pocas estrellas, mientras que las noches de luna nueva suelen ser las ideales por contar con cielos de estrellas más claros.

También nos conviene echar un vistazo al parte meteorológico. Contar con una noche perfecta en cuanto a estrellas, pero con niebla, no nos va a ser de demasiada utilidad.

La localización donde vayamos a realizar las fotografías es otro punto a tener en cuenta, puesto que deberemos alejarnos de la civilización (y sus farolas y su contaminación lumínica) todo lo que podamos. Igual al ojo humano no le parece que haya demasiada luz, pero los sensores de nuestras cámara captarán ese halo amarillento de las farolas.

Poco más podemos añadir en esta ocasión, salvo que os aseguréis de tener las tarjetas vacías y las baterías llenas, y que cojáis abrigo!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *