¡Mejora tu experiencia grabando!

¡Mejora tu experiencia grabando!

Cuando vamos a grabar un cortometraje, un largometraje o un anuncio, o cualquier otro producto audiovisual, es muy importante tener bien claro cuál es el encuadre que estamos usando. Dónde están los límites de seguridad del frame para componer de una manera correcta y ver con detalle qué hay dentro de nuestro encuadre y así poder reconocer si hay algo que no debe estar. Llegar a casa tras un día de rodaje de 12 horas y ver que tenías en plano la pértiga de sonido, no es nada agradable.

Y es que uno de los principales inconvenientes que ofrecen las cámaras DSLR a la hora de poder grabar, es que cuentan con una pantalla de unas 3” (de media) y con unos niveles de fidelidad que no son todo lo correctos que deberían. Pero por suerte, podemos encontrar en el mercado soluciones para este problema que nos facilitan muchísimo la labor de trabajo.

OPCIÓN 1

El Aputure V-Screen V-S1 embutido dentro de una pantalla de 7”, tenemos una resolución de 800×480 y una angulación máxima de visión de 140º/120º (H/V). Es una opción económica con la que poder contar con una pantalla de mayor tamaño, aunque si bien la resolución no es HD, el ratio de aspecto si es 16:9 (así como 4:3, seleccionable), lo que nos ayuda (y mucho) a encuadrar de manera segura y correcta.

Posee a su vez una salida de minijack 3.5, que puede utilizarse a modo de monitor de audio al conectarle unos auriculares. ¿Y cómo hace esto? Pues gracias a la conexión vía HDMI con la que cuenta, que se sirve del audio que está recogiendo la cámara para poder escucharlo. Esto es especialmente útil en modelos que no cuenten con monitor de audio.

OPCIÓN 2

Aputure V-Screen V-S2, con 7” de pantalla a nuestro servicio. ¿Igual que la V-S1? Casi, pero no. En esta ocasión contamos con una resolución máxima de visualización de 1920×1080, es decir, FULL HD. Además, se ha mejorado y mucho el ángulo máximo de visión, al ser capaz de ofrecer una visualización correcta desde un máximo de 170º/170º (H/V).
Obviamente, en este modelo también contamos con ratio de aspecto 16:9 (y también 4:3), así como con salida de auriculares para usarlo a modo de referencia.
Además, este modelo se puede encontrar en un práctico kit que incluye desde el maletín de transporte, hasta el magic arm para poder colocarlo en casi cualquier parte, pasando por la batería para poder trabajar desde el minuto 1.

Ambas opciones son muy interesantes a la hora de mejorar nuestra experiencia grabando, siendo su diferencia más relevante la resolución a la que es posible visualizar el contenido. Si el FULL HD es nuestra prioridad, deberemos tirar por la V-S2, mientras que si esto no es algo que nos quite el sueño, la V-S1 será una muy, pero que muy digna incorporación a nuestro equipo de grabación.



  1. javier cebrian cerdan dice: septiembre 11, 2015 at 9:04 pm

    que vale

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *